EL COLOR DE LA NATURALEZA

MALAQUITA

En La Côte-aux-Fées, cuna de Piaget, el color verde lo inunda todo. Un color que simboliza la vida misma, que resuena y acentúa la belleza de la naturaleza. Ya sea en forma de esmeralda, malaquita, jaspe o crisoprasa, el verde aporta esperanzas renovadas y vitalidad a todo aquel que lo porta.

SUNNY COLORS

CORNALINA

Asociado históricamente con el amor y con la pasión, el color rojo es una invitación evidente a subir la temperatura; a sentir más y a vivir con más intensidad. La fuerza del coral, la profundidad de la cornalina o el irresistible poder del rubí reflejan la arrolladora atracción que el rojo ejerce sobre nosotros. Un color siempre fascinante.

TURQUESA

El color turquesa tiene el poder de evocar eternos veranos a orillas del Mediterráneo o de un exótico lago, y de transportarnos a escenarios cálidos y soleados, con la deliciosa sensación del sol sobre nuestra piel. En piedras como el ópalo, la aguamarina o la turmalina Paraíba, el color turquesa expresa el placer de disfrutar con libertad de cada momento.

LAPISLÁZULI

Escaso en la naturaleza y muy apreciado por los pintores, el color azul invita al espectador a mirar más allá, con profundidad, hasta el infinito. Mientras algunas piedras preciosas y ornamentales, como el zafiro y la sodalita, resplandecen en azul, el lapislázuli resulta más cautivador, si cabe, gracias a sus delicadas vetas doradas.

DESCUBRA NUESTRA SELECCIÓN

MANTÉNGASE AL DÍA CON TODAS LAS NOVEDADES PIAGET

Suscríbase a la newsletter Piaget y asegúrese de no perderse ni un detalle.