Nacimiento de un movimiento

Movimientos Piaget Alta Relojería suiza

Desde 1874, Piaget es una de las pocas Maisons relojeras que concibe, desarrolla y fabrica sus propios movimientos. Piaget se impone como el maestro del ultraplano y no cesa de establecer nuevos récords gracias a la fineza de sus relojes de lujo y de sus movimientos. El grosor de todas las piezas ha sido reducido a lo estrictamente necesario, algunas son apenas más gruesas que un cabello. Más de la mitad de los movimientos concebidos y producidos por la Manufactura Piaget son ultraplanos. Los acabados son realizados en la más pura tradición relojera, y responden a un pliego de condiciones particularmente exigente. Los especialistas en este arte realizan más de 14 operaciones de decorado diferentes: perlado, achaflanado, Côtes de Genève circulares, pulido, o grabado del escudo Piaget. Piaget supera los límites técnicos para satisfacer sus exigencias estéticas. Así, la Manufactura ha realizado el movimiento tourbillon más plano del mundo, un tourbillon volante, más visual y más complejo en su concepción y realización. En un taller dedicado exclusivamente a la Alta Relojería son ensambladas con mucha paciencia las complicaciones relojeras más prestigiosas de la Maison. Los artesanos dan vida a los célebres tourbillons, a los calendarios perpetuos, repeticiones de minutos y otras complicaciones que se inscriben en la búsqueda constante del ultraplano. El ensamblado de una complicación es responsabilidad de un solo maestro relojero, escogido entre la élite de la profesión y formado en nuestros talleres. En su Manufactura de La Côte-aux-Fées, Piaget ha reunido un savoir faire manual único, heredado de la gran tradición helvética y reanimado constantemente por la visión de relojeros excpecionales.

Sugerencias