El engaste

Engaste de joyas de lujo Piaget Alta Relojería

Realizado en estrecha colaboración con nuestros creadores, el engaste se practica como un arte. Una vez determinada la cantidad de piedras y su posición, los artesanos tallan el material para liberar poco a poco el grano de metal que cederá su lugar a la piedra. A continuación, eligen la piedra que se ajusta con precisión a la cavidad realizada. La operación se repite, piedra tras piedra. En función del modelo, nuestros engastadores optan por un engaste en grano o en garra, cerrado o invisible, en descenso o en riel, y juegan con las diferentes tallas de las piedras: brillante y baguette, princesa y pera. La precisión y la delicadeza del engaste se unen a la fineza del pulido para otorgar a los aderezos una presencia única de acabados perfectos. Una vez terminado el trabjo de engaste, cada piedra es controlada individualmente. En la Maison Piaget, los modelos de joyería sucumben a la tentación de las piedras preciosas. Más de dos millones de gemas se engastan cada año en nuestros talleres.

Sugerencias